de Yael Frankel

Llegó la hora de irse a dormir, pero Lola no tiene muchas ganas de acostarse. Su cabeza está llena de preguntas. ¿Cómo dormiría si fuera un elefante, un pingüino o un león? Uno tras otro, cada animal necesita dormir, aunque todos tienen su propia manera para descansar. Uno tiene que enroscarse para encontrar la perfecta posición mientras otro duerme durante meses esperando que lleguen días más calientes. ¿Y los padres? Acompañan a los niños hasta que cierran los ojos también. Las preguntas sirven a Lola para postergar el momento de ir a la cama, así como los cuentos que nuestros niños nos piden una y otra vez cada noche son un modo de prolongar el tiempo compartido, los mimos, el tono suave de nuestra voz, y las historias que los arrullan hasta que el sueño los vence.

 

Cartoné

 

 

Todos a dormir
$430,00
Cantidad
Todos a dormir $430,00

Conocé nuestras opciones de envío

de Yael Frankel

Llegó la hora de irse a dormir, pero Lola no tiene muchas ganas de acostarse. Su cabeza está llena de preguntas. ¿Cómo dormiría si fuera un elefante, un pingüino o un león? Uno tras otro, cada animal necesita dormir, aunque todos tienen su propia manera para descansar. Uno tiene que enroscarse para encontrar la perfecta posición mientras otro duerme durante meses esperando que lleguen días más calientes. ¿Y los padres? Acompañan a los niños hasta que cierran los ojos también. Las preguntas sirven a Lola para postergar el momento de ir a la cama, así como los cuentos que nuestros niños nos piden una y otra vez cada noche son un modo de prolongar el tiempo compartido, los mimos, el tono suave de nuestra voz, y las historias que los arrullan hasta que el sueño los vence.

 

Cartoné